Fumigación
contra termitas

Control de plagas de termitas

FUMIGACIÓN CONTRA TERMITAS EN GUADALAJARA, ZAPOPAN Y TLAQUEPAQUE

Fumigación contra termitas: Aspecto: Existen tres castas dentro de cada colonia de termitas: las obreras o trabajadoras, que miden aproximadamente ¼ de pulgada de largo, son de color claro y no tienen alas; los soldados, con cabezas alargadas y mandíbulas; y las reproductoras, divididas en Primarias, conformadas por la pareja real, la reina y el rey, y Secundarias, encargas de la reproducción si la reina muere o está incapacitada para reproducirse.
Colonias: Viven en colonias bajo la tierra y allí construyen redes de túneles que utilizan para acceder a fuentes de comida. También construyen túneles de barro sobre la tierra, los que usan igualmente para alcanzar fuentes de alimento. Requieren de humedad para sobrevivir.
Nidos: Las termitas crean nidos al cementar el suelo y la madera con su saliva y heces.

EXTERMINACIÓN DE PLAGAS DE TERMITAS

Fumigación contra termitas: Las termitas subterráneas construyen grandes colonias en el subsuelo, las cuales contienen túneles y galerías complicadas. Las obreras construyen túneles con barro y saliva que les permite llegar a fuentes de comida sobre la tierra. Cuando las termitas subterráneas se alimentan de madera, llenan los huecos que hacen en ella con tierra para mantener la humedad. Si los túnenles de barro son visibles sobre las paredes o las bases de su casa, es probable que tenga una infestación de termitas subterráneas.

Las termitas de la madera seca hacen sus nidos dentro de materiales con celulosa como la madera, los revestimientos y marcos de madera. También pueden infestar pisos, muebles y libros. Las termitas de la madera seca pueden ser difíciles de detectar y típicamente no son percibidas hasta que pequeñas pilas de polvo y heces se acumulan.

ASMA Y ALERGIAS

Aunque las infestaciones de termitas no causan enfermedades, pueden causar reacciones alérgicas severas o ataques de asma. La exposición a las partículas de los nidos, saliva y heces de las termitas puede provocar alergias y asma.
Las plagas de termitas también pueden producir un olor a moho.
Los sistemas de calefacción y la ventilación pueden crear exposición al polvo y a las partículas de las termitas y de sus nidos.